Las prostitutas imagenes de trata de mujeres

las prostitutas imagenes de trata de mujeres

Y no se lo va a creer: Porque a quién le importa una puta. Pero las mujeres que ejercen la prostitución necesitan contarse esa mentira. Necesitan decirse que son ellas las que eligen, las que ponen el precio, las que son libres de entrar o salir cuando les apetece….

Y se lo dicen para no sentir dolor, para negar la tortura de la que son víctimas. Yo también me sostenía diciéndome a mí misma que era una trabajadora sexual. Y me di cuenta de que yo no vendía nada, porque nada era mío. Aun después de muerta te siguen explotando. Lo primero que hace es romper tu identidad y convertirte en un objeto de uso y abuso.

Empezando por tu cuerpo. Un cuerpo es un todo, pero sin embargo una puta sólo tiene boca, vagina y ano. Una puta no tiene clientes, porque no es un banco ni una tienda. Los que van de putas son "prostituidores". Nuestros maridos, nuestros hermanos, nuestros jueces, nuestros políticos, nuestros sacerdotes… Todo tipo de hombres.

Cuando eres puta, tu cuerpo no te pertenece, ni siquiera después de muerta". Sí, tengo un hijo de 21 años que nació años después de que dejara la prostitución. Cuando era puta lo que tuve fue cinco abortos. Un drama silenciado que desgarra a la sociedad del país. María de la Luz Estrada Mendoza, presidenta de esta organización, puntualiza, sin embargo, que no existe una cifra oficial fiable de desaparecidas, porque los gobiernos, dice, maquillan los datos.

El estado de Veracruz reconoció de forma extraoficial que en su territorio hay 6. Es este un problema invisibilizado social y políticamente. Así lo indica un informe sobre las condiciones de vulnerabilidad que propician la trata de personas en México, elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social.

Existen diferentes formas de captar a las mujeres y niñas. Una de ellas es la conocida como levantón. El crimen organizado tiene a hombres que controlan determinadas zonas o barrios, se fijan en una posible víctima —casi siempre muy jóvenes y de complexión delgada—, la vigilan unos días para conocer su rutina y, cuando pueden, la suben de forma violenta a una camioneta. A veces, no hay ni vigilancia previa. Simplemente ven una muchacha que les gusta, paran el vehículo y la suben en el acto.

Otro de los sistemas es a través de falsos anuncios de empleo. Llamó por teléfono y la citaron al día siguiente a las diez de la mañana, en el mismo lugar donde lo había encontrado. Ella me pidió que la acompañara y así lo hice, pero no se presentó nadie. Fabiola volvió a llamar y le dijeron que había surgido un problema con la persona que tenía que ir y la volvieron a citar al día siguiente.

Fue el 10 de enero de Son las prostitutas que ejercen de forma libre las que denuncian extorsiones de los agentes que quieren deshacerse de ellas porque son testigos incómodos de sus turbios negocios. Ellas deben conducir a los clientes a un lugar acordado con los policías, para que estos puedan extorsionarles por estar con una menor de edad. Rosa María Reyes, madre de la desaparecida Fabiola, tiene muy claro por qué no se resuelve el caso de su hija: Incluso han llegado al sarcasmo.

Muchas de las familias de las desaparecidas argumentan las mismas carencias en las actuaciones policiales y órganos encargados de las investigaciones. Coinciden en señalar que se encuentran con unos niveles altísimos de ineptitud.

Las sensaciones de impotencia y desesperación son compartidas. En la mayoría de los procesos, las familias van por delante en las investigaciones y aportan pistas que, en muchos casos, son ignoradas. En el peor de los casos, incluso reciben amenazas para que cejen en sus indagaciones, como les ha pasado a algunas madres. María Soledad vive bajo amenaza de muerte porque salvó a su hija de 14 años de las redes de la explotación sexual.

Zigor Aldama 14 Una mujer trata de consolar a una compañera que llora tras la disputa con un cliente en el Town Brothel. Zigor Aldama 15 Ria y una compañera con una deficiencia mental bromean con un cliente potencial en el Town Brothel.

Zigor Aldama 16 Un cliente hace tiempo en las callejuelas del Town Brothel para limpiarse las orejas. Zigor Aldama 17 Pasillo interior de uno de los bloques del Town Brothel. Los cubículos sirven tanto para vivir como para servir a clientes.

Zigor Aldama 18 Shika posa en su vestido favorito sobre la cama en la que duerme y satisface a sus clientes. Zigor Aldama 19 Vista general del Town Brothel.

La impunidad, sin embargo, viene cimentada por décadas de crímenes y delitos sin resolver en México. Sin embargo, la negligencia, desidia y en algunos casos la connivencia de la policía, hace que el caso de la joven se encuentre en una vía muerta. A su lado estaba Tadeo, hijo de Fabiola de siete años de edad, quien, con un gran cartel de su madre colgado en el pecho, repartía incansablemente folletos en los que se ofrecía una recompensa de Su expresión de esperanza mientras corría como un loco de un lado a otro, dando impresos a todo el mundo, no dejaba indiferente a los asistentes.

A las personas que se la llevaron, devuélvanmelas. Es allí cuando su novio cambia radicalmente y le muestra la cruda realidad. Inmediatamente, la pone a trabajar. Algunos incluso las dejan embarazadas y, cuando nace el niño, se lo quitan para chantajearlas con la vida de la criatura.

Para los padrotes las mujeres son objetos de su propiedad que deben proporcionarles beneficios. Así lo ha corroborado Elvira Madrid, socióloga con 27 años de experiencia en el trabajo de campo con víctimas.

Muchos de estos hombres no consideran que esto sea un delito, sino simplemente una forma de ganarse la vida. Alejandra fue vendida con 10 años a la dueña de uno de los muchos tables dance locales de baile erótico que existen en México. Ella fue a parar a la ciudad de Toluca, Estado de México. Agobiada por las deudas, no dio crédito a las quejas de su hija pensando que eran excusas para no ir a trabajar. Durante dos años la obligaron a bailar y prostituirse.

Hasta que fue violada por un tío abuelo y se quedó embarazada. Tuvo un niño que el padre le arrebató para chantajearla y al que nunca pudo criar. Tiempo después tendría una niña. Cuando su hija tenía un año, Alejandra intentó escapar, pero su explotador la encontró y la amenazó a punta de pistola con matar a la niña.

Durante 18 años trabajó para el padre de sus hijos y la familia de este como una esclava sexual. Finalmente, reunió las fuerzas necesarias para huir con su hija, aunque lamentablemente tuvo que renunciar a su otro hijo. Alejandra continua ejerciendo la prostitución, ahora de forma libre, en el barrio de la Merced de México DF, el barrio tradicional de prostitución de la ciudad. Como ella, allí trabajan unas 1. El caso de Rebeca no es muy distinto.

Su abuela la envió con su progenitor para que escapara de los abusos de los que era víctima por parte de su padrastro en México. Y me di cuenta de que yo no vendía nada, porque nada era mío. Aun después de muerta te siguen explotando. Lo primero que hace es romper tu identidad y convertirte en un objeto de uso y abuso. Empezando por tu cuerpo. Un cuerpo es un todo, pero sin embargo una puta sólo tiene boca, vagina y ano.

Una puta no tiene clientes, porque no es un banco ni una tienda. Los que van de putas son "prostituidores". Nuestros maridos, nuestros hermanos, nuestros jueces, nuestros políticos, nuestros sacerdotes… Todo tipo de hombres. Cuando eres puta, tu cuerpo no te pertenece, ni siquiera después de muerta". Sí, tengo un hijo de 21 años que nació años después de que dejara la prostitución. Cuando era puta lo que tuve fue cinco abortos.

Pero trabajo para que esa rabia sea combustible para seguir peleando y pensando en la sociedad. Esa rabia hace que yo no sea una mujer conformista. Y por eso lucho con todas mis fuerzas contra esa violencia que es la prostitución. Hay que educar a los niños contra la prostitución en los colegios, en primaria y en secundaria, en las universidades… Sólo así conseguiremos que los niños no se conviertan el día de mañana en prostituidores y que a las niñas no las conviertan en putas.

En primer lugar nuestros gobernantes. Una puta es el resultado de las políticas de quienes nos gobiernan. Zigor Aldama 12 Shima se maquilla a primera hora de la mañana después de una noche poco productiva.

Necesita al menos cinco clientes al día para sobrevivir. Zigor Aldama 13 El proxeneta que explota a Ria discute con ella en un rellano de las escaleras del Town Brothel. Zigor Aldama 14 Una mujer trata de consolar a una compañera que llora tras la disputa con un cliente en el Town Brothel. Zigor Aldama 15 Ria y una compañera con una deficiencia mental bromean con un cliente potencial en el Town Brothel.

Zigor Aldama 16 Un cliente hace tiempo en las callejuelas del Town Brothel para limpiarse las orejas. Zigor Aldama 17 Pasillo interior de uno de los bloques del Town Brothel.

El burdel de Kandapara tiene años. Rebeca sigue ejerciendo la prostitución tras ser liberada Tiene a su cargo a su madre y dos sobrinos pequeños, que abandonó uno de sus hermanos tras quedarse viudo. Ahora, mi cabeza tiene precio y yo sigo esperando a ver qué me va a hacer. Se encontró montada en una camioneta con otras 17 chicas, pero nunca sospechó que su destino final sería un edificio en el barrio de prostitución de la Merced, ni que durante tres años y medio estaría encerrada sin ver la luz del día, siendo explotada sexualmente otra vez. Son las prostitutas que ejercen de forma libre las que denuncian extorsiones de los agentes que quieren deshacerse de ellas porque son testigos incómodos de sus turbios negocios. Posts navigation 1 2 Next.

0 thoughts on “Las prostitutas imagenes de trata de mujeres

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *